07 mayo 2018

RURAL ZOMBIES (5-5-18) Moby Dick - Madrid

Dos años después de su última visita, regresra la banda de Zestoa a Madrid para presentar en directo las canciones de su segudno y nuevo disco "From home to Hospital St". Ante un buen grupo de entusiastas seguidores y otra parte del público más expectante a lo que ofrecerían comienzan fuerte con la contundencia rítmica de "Wasted" y "Fun-eral", en ambas los camibos de ritmo y los juegos entre los sintetizadores y los punteos afilados se aparecieron ya como una constante que se repitiría a lo largo de la actuación, marcando una continudiad con las canciones que sonaron a continuación "Jack" y "Stones" de su disco de estreno ".

Eran los momentos para el baile desenfrenado, aunque lo alternaron con otros más melódicos y oscuros como en "Ethereal" o "Whatever" dónde la voz de Julia mejor sonó en contrapunto con el muro de sonidos que, en alguans momentos de estallido guitarrero se impnía en exceso. "Bi" reflejó las virtudes de la banda, un equilibrio entre el subidón bailabe y la contención instrumental con las que recrearon las mejores atmésferas.

Se sintieron cómodos, animados y viendo que el público que respondía, se fueron creciendo para finalizar, tras múltiples agradeciemientos a la ciudad,con el maquinal desenfreno en "Shut up" con el que pusieron a bailaar a los pocos que aun no habían comenzado a hacerlo.


Etiquetas:

02 marzo 2018

THE DAVE KUSWORTH GROUP + Rober Perdut (23-2-18) Fun House (Madrid)

Dave Kusworth es uno de los pocos supervivientes de una generación de rockeros "outsiders" que desde la esencia "stoniana" recrearon un romanticismo roquero forajido dentro y fuera de los escenarios: Johnny Thumder. Kevin Junior, Epic Soundtrack, su hermano Nikki Sudden (al frente de Jacobites junto al propio Dave) personalidades sensibles para los que la vida en el escenario no era otra que la vida misma. Vivieron como nos cantaron y así eran ellos... al margen pero no olvidados y siempre reivindicados, como el bueno de Dave que editó el pasado año disco junto a la banda cántabro-vasca Los Tupper y que, de nuevo  se lanza a la carretera para presentar canciones de su extensa carrera.

No pasa el tiempo por el de Birmingham, atrás queda la imagen mostrada en los caóticos, pero emocionantes conciertos de mediados de los 90', en los que su figura alta y desgarbada era protofito de la imagen garajera por excelencia. Los años y el físico no perdonan y ma ligera torpeza de moviimentos al subir a escena más un micro caído antes de comenzar, que no fue capaz de recoger por sí mismo hacían presagiar lo peor...

... presagios afortunadamente no cumplidos y es que ya con los primeros acordes moduló su característica voz para sonar mejor que nunca, al frente de los riffs de guitarras más rabiosos o los acordes más sedosos. Sin eludir su responsabilidad en la guitarra, se mostró eficaz y en forma, se le notaba cómodo y disfrutando, haciendo disfrutar junto a una banda de forajidos del mismo pelaje (no eran los Tupper en esta ocasión) que le siguen con convicción. Repasó repertorio de todas las épocas, en solitario o con The Bounty Hunter  "Hocked to your hearth" pero sobre todo de Jacobites "Heart of hearts" con momentos de excelencia guitarrera y melodía de voz en "Over and over" o "Pin you heart to me". En los bises una de las más originales versiones del manido Fun House "stoggiano" que logró que sonara sedoso aunque sin perder su rudeza y para finalizar, sonaron los acordes del "dylaniano" "Knocking on heavens door" que enseguida evolucionó en otro clásico imprescindible "jacobita" Kings and queens"... aunque él no se lo quitó en toda la noche las allí presentes sin nos quitamos el sombrero... la leyenda del último forajido continua.

Abrió la noche el renacido Rober Perdut, miembro de la mítica banda alicantina Los Fiambres que apareció con una pose entre Johnny Thundery y el Tío Modes de la Banda Trapera del Río. Presentó las canciones de Salmos del cable. Guitarreo que no oculta influencias de sus adorados New York Dolls aunque con su ronca voz y recitado le dio un punto a las canciones muy personal. Arropada por dos guitarras, sin bajo, "El árbol sagrado", "Todo el mundo sabe", "Sueños de seda y napalm" cantada junto a ¡ Ana Curra ! (también Pili Tormento se coló de incógnito en otra canción)... sonaron canallas. Todo un descubrimiento... que habrá que seguir.


Etiquetas:

06 febrero 2018

THE STRYPES (3-2-18) But - Madrid

Para presentar su tercer disco "Spitting image", el joven cuarteto irlandés logró congregar en su cita madrileña a un público bastante variopinto: chavalada post adolescente entregada a la euforia eléctrica instantánea, curtidos rockeros inquietos ante nuevas tendencias revitalizadoras del género, eclécticos de mediana edad con ganas de revivir momentos pasados, curiosos atraídos por el boca a boca... difícil contentar a tan dispar parroquia. Por repertorio, tenían todo para conseguirlo y lo consiguieron (o casi), pero... tirando por el camino fácil.

Se dejaron gustar y ¡ realmente gustaron a la mayoría ! sobreactuando demasiado en gestos, poses y miradas que el público recibió encantado, entregadísimo, sonando en demasiadas ocasiones más a unos enfervorizados Franz Ferdinand que al sonido guitarrero, nueva olero, garagero, sixitie que... entre otros, ofrecen de forma certera y sobre todo muy  natural en sus discos.     

Lo consiguieron...  (o casi),  porque si hubo algunos irreductibles que no les siguieron el juego: palmas innecesarias o cuando quisieron sentar a todos los presentes para hacerles saltar ante la inminente y posterior tormenta sonora ¡ que muchos pintaban canas ! Pecado de juventud.  

Los mejores momentos fueron en los que Ross Farrelly armonicista y voz principal (muy buena voz por cierto) se imponía sobriamente al frente de la banda, compensando los excesos escénicos de su espasmódico bajista Pete O'Hanlon consiguiendo dar lo mejor de si mismos en melodías de alto calado como "Black shades over red eyes", "Great expectations" o "Behind closed doors", en ésta última sí que consiguieron fusionar las melodías con la rabia acelerada, también cuando tiraron de rithm & blues brioso en "Still gona drive you home" o "Blue collar Jane"


Etiquetas:

28 diciembre 2017

JOSELE SANTIAGO - Transilvania (Altafonte)

Tras la vuelta a los escenarios y al estudio de grabación (con su posterior gira) de Los Enemigos, Josele retoma su carrera en solitario con nuevo disco. Seis años después, el imaginario sonoro y narrativo del madrileño sigue consolidándose sobre la base  que le han hecho reconocible... y valorado como uno de los mejores compositores en castellano de los últimos lustros.

Por un lado, canciones desnudas únicamente defendidas por su cada vez más convincente a la vez que gastada voz, y acústica con algún pequeño añadido de piano a o punteo eléctrico: la negra épica de "Un guardia civil", la plegaría pop de "Ángel" o la sinuosa y evasiva "No se equivoca el mal". Por otro esa naturalidad castiza y sin prejuicios directamente imbricada en sus orígenes blues-rockeros de la Malasaña canalla ochentera que le vió crecer: la enérgica y sincopada "Prestao", la circense y chispeante "Como reír" o la vacilona y punzante "Ovni viejo". Entre unas y otras, esos característicos  medios tiempos entre el rithm & blues clásico y el pop personal: la cadencia soul de "Magia negra" o el viraje melódico de "Que hable el sol"

Algunas sorpresas como la inclasificable "El bosque" probablemente todo lo descrito anteriormente concentrado en una única canción, o "Saeta" un crudo arrebato que bien podría haber firmado como Los Enemigos, y es que es el mismo protagonista el que dice que a la hora de componer, no distingue entre la banda o para sí mismo, es el estudio y la producción las que hacen el resto.

Erre que erre con su desaliñada prosa, algo más explícita en este nuevo disco, pero una vez más, fiel a esa libre interpretación a base de pinceladas, brochazos, destellos, flashazos... no exenta de ironía callejera de raigambre popular. Rima a rima, acorde a acorde, canción a canción... y Josele sin prisa y con poso... a lo suyo, las canciones...las de siempre pero nuevas... más nuevas... más mejor.


Etiquetas:

03 diciembre 2017

DESTROYER (25-11-17) Teatro Barceló - Madrid

Gran ambiente en un teatro expectante ante las nuevas canciones del canadiense. Dan Bejar y su banda formada por llenó de magia la platea del Barceló, no solo con su cada vez más amplio repertorio de buenas canciones, también con la interpretación que de ellas hace en escena Sin apenas dirigirse al público, concentrado en su metro cuadrado de escenario, agachado o incorporado, pero siempre apoyado al pié del micro cual aristocrático bastón, su voz susurró, se desperezó y estalló al son de una instrumentación brillante. Seis músicos ente los que destacaron el saxo y la trompeta, generando atmósferas por las que la voz de Dan fluía en diferentes tonalidad, aunque también las guitarras tuvieron su protagonismo cuando, con elegancia, la distorsión se impuso.¡ Una banda de lujo !

La oscura trascendencia de "Sky grey", la hipnosis post punk de "In the morning" y el la brillantez pop de "Tinseltown swimmging in blood" abrieron la actuación en el mismo orden que en el disco a presentar "Ken", a continuación la exuberancia de "Kaputt" y el brío de "Times Square" con su alegre inicio a base de rasgueo acústico y saxofón, impregnaron la sala de una alegría cómplice. Volvió al disco nuevo al disco respetando el orden con "Saw you at the hospital", "A light travels down the catwalk" y "Rome" donde apreciamos al Dan más íntimo y concentrado y a la banda, como en toda la actuación dando una lección de elegancia y precisión, ¡ esa baterías en Roma ! 


De nuevo recuperó el celebradísimo "Kaputt" (imprescindible disco que los aficionados lamentaron no encontrar en el puesto de "merchandising") con las sugestiva delicatesen "Chinatown" y "Poor in love" y el glamuroso estallido pop  de "Cover in the sun" del nuevo disco. Para finalizar... se esperaba "European oils" pero fue otro clasicazo "Rubies" la que cerró la actuación, aunque en un único pero largo bis fue la rítmica y jazzera "Suicide demo for Kara Walker" la que cerró definitivamente. Un auténtico regalo para los oídos de inicio a fin.

Etiquetas:

30 noviembre 2017

PETER PERRETT (22-11-17) El Sol - Madrid

Precedido por su banda, parte de su familia en realidad, apareció el ex líder de The Only Ones con una  decadente elegancia inspirada en tiempos pasados y ¡ cómo no ! con las oscuras gafas de sol con las que los allí presentes suponíamos nos miraba.

Sin pausas y concentrado comenzó con las canciones que venía a presentar "How the west was won?" su regreso a la música tras más de veinte años retirado totalmente. "Sweet endeavour", "Hard to say no" y "Another story", medios tiempos tendentes al brío guitarreo (la primera y la tercera) y a la oscuridad (la segunda), para continuar con algunas de las canciones del repertorio de la banda con la que obtuvo cierto reconocimiento en los 80' y alguna que otra novedad, promete nueva gira la próxima primavera y ya tiene canciones para un nuevo disco.

Sube la intensidad con "Living in my head" una interpretación que ganó en directo sonó densa y ruidista, sobre todo con el juego eléctrico entre guitarra y viola. El espíritu de la Velvet se hacía presente, al igual que el de Lou Reed en la canción que da título al disco otro de los momentos más íntimamente celebrados o en "C Voyeurger".

A esas altura los roles ya estaban claros, Peter aferrado a los tres acordes y su hijo Jamie llevando el peso melódico con afilados punteos y contrapuntos, aportando además en la parte escénica desenfreno rockero, que el padre no está para pegarse carreras a lo Jagger, (un pasado de drogas y excesos le pasado factura física) mientras Peter Jr. con el bajo aportó, no solo ritmos sobrios, sino  brillantes líneas melódicas. Hay que añadir además las puntuales apariciones de Jenny Maxwell con la viola eléctrica, el teclado y algunas voces aportaron brillo, también en lo visual.

Con la emocionante y épica "Take my home" se cerró la primera parte de la actuación, que continuó con dos bises extensos en los que destacó "Something on my brain" y el esperadísimo éxito en su día de The Only Ones "Another girl another planet" con Jamie haciendo diabluras de nuevo y tras las cuales Peter más relajado, se soltó por fin a hablar... de Barcelona, Madrid, el futbol y demás distracciones cotidianas, para acabar con otro de los mejores momentos de su disco "Troika".

Salió una vez más ya sin la banda, para mostrarse al público en estado puro, solo con su acústica para recuperar otro clásico de su repertorio de los 80' "It's the true"  y así fue... una actuación verdadera, que mostró quién es y cómo es Peter en la actualidad,  alejado del ruido mediático y las falsas expectativas de éxito, experimentado, maduro, mejor... y aún con mucho que ofrecer.


Etiquetas:

28 noviembre 2017

CABEZAFUEGO (18-11-17) El Sol - Madrid

Siete meses después de que abriera la gira de conciertos, Cabezafuego, genio y figura tras el que se esconde el arte de Iñigo Garcés, cierra ciclo de su disco-comic “Somos droga", un inclasificable artefacto que se encuentra entre las propuestas más originales, a la vez que brillante del panorama musical actual.

Carisma y confianza a raudales en una interpretación en la que no falta el componente teatral… Cabezafuego actúa, se mete en su papel e improvisa mientras canta, más bien recita las letras, ya sea “regañando” al público que no le atiende o soltando ocurrencias sobre la estupidez  actual. Si en una misma canción le daba tiempo casi hasta a soltar discursos y no para entre el público, entre unas y otras… no paró entre banderitas, ropas y lo que cayera a su paso.  

Mostro ironía fina en el descabale rítmico de “Minueto del arribista”  pero también humor grueso en la descacharrada “La balada del irritante”,  la juguetona “El suplente de los minutos de la basura” y la psicodelia castiza de “Caramelos 6 de julio”  En “Visiones” y “Telarañas” pausó el ritmo y mostró su faceta más escapista y oscura. 

No olvidó su anterior disco, y “El traje del emperador” se celebró aun cuando se le olvido hasta la letra, lógico con tanto ir y venir… y es que no tuvo mucho espacio para los instrumentos, se encargó de arreglos varios de teclados y demás ruidos pregrabados, pero su interpretación le exigía estar más pendiente del show y su entregado público que lo agradeció. Sus músicos co Oskar Benas en las guitarras ya se preocuparon de hacerle la cobertura.


Etiquetas:

27 noviembre 2017

SURFIN' BICHOS (17-11-17) Cool Stage - Madrid (Son Estrella de Galicia)

Finaliza la gira del 25º aniversario de Hermanos Carnales, uno de los discos más influyentes del pop español. Sufin' Bichos aparecieron en un periodo de transición, entre los últimos fogonazos de la movida ochentera y la eclosión del  pop independiente noventero. Quedaron en tierra de nadie y es ahora cuando su valía gana peso, es por ello que este punto final se intuye punto y a parte... o no, veremos.

Presentaron el cancionero casi en el mismo orden que en la edición original, y aunque retardaron la aparición de las celebradas "Mi hermano carnal" y "Fuerte",  desde la inicial "Viaje de redención", "Humo azul" y el primer momento de subidón que fue "Hey, Lázaro" fueron creando un ambiente de tensa oscuridad, con un público disfrutando... no de lo que fueron, sino de lo que estaban siendo en ese momento, una buena banda con muy buenas canciones y bien interpretadas... con un sonido más crudo, sin muchos de los arreglos originales, aunque sin perder ese punto dulce, "Ángel trasparente" y elegante, "Abrazo de un terremoto"

Los de Albacete,  gracias sobre todo a los versátiles teclados de Joaquín Pascual, se sintieron cómodos en el tránsito entre la intimidad de "Harto de tu amor" o "En otoño" y la extroversión de "No puedes imaginarte" o "Ella y yo". En su origen el disco iba a ser doble, inspirado en la película "Inseparables" de David Cronemberg (1988) donde los gemelos Elliot y Beverly son distintos pero complementarios al igual que los dos discos que... finalmente se fundieron en uno.

En los bises tocaron algo de cada uno de sus discos, desatándose con la onomatopéyica "El crujidos del cangrejo", la terrorífica "Oración del desierto" o la exultante "Gente abollada". Fernando Alfaro agradeció y reconoció los viejos tiempos sin mucha más trascendencia que la que correspondía, un acierto, pues no están los tiempos para débil nostalgia... ni para los coetáneos ni para los que su edad delataba pertenencia a generaciones posteriores ¡ que los había… y bastantes !


Etiquetas:

21 octubre 2017

DANIEL ROMANO (16-10-17) Boite - Madrid

Un año después vuelve a pasarse por la capital el canadiense Daniel Romano, en aquella ocasión lo hizo con mayor aforo en la sala Sol, pero para presenta su nuevo disco ”Modern Preasure”, lo hizo en La Boite con menor capacidad tratando asi de minimizar los “daños” de un concierto en lunes. Gran ambiente y lleno en la sala.

Acompañado por His Trilliums Band, en formato clásico de cuatro, con dos eléctricas y, lógicamente sin la rica instrumentación y arreglos del disco, las canciones sonaron mas roqueras que country y desde el molinete a lo Pete Townshend inicial con el que comenzó el concierto en la canción que da nombre al disco, se vieron claras las intenciones del canadiense… un hubo acústicas y si mucho riff rabioso de eléctrica acompañado de por una interpretación vocal y gestual enérgica. La voz dylaniana de Daniel estallaba en arrebatos cercanos al punk en alternando canciones de sus dos últimos discos. Canciones directas de apenas tres minutos y enriquecidas por un juguetón sonido de farfisa y de batería como “Hunger is the dream you die it”, “When I learned your name o “Dead médium” (momento en el que se rompe una cuerda del bajo y… ¡¡¡ no se sustituye en todo el concierto !!!), aunque sin olvidar sus más reconocidos sonidos de country más glamuroso en canciones como “Roya”. 

A partir de ahí las canciones toman algo más de desarrollo, aunque Daniel sigue arrebatador con el micro y la guitarra, cambiando impulsivamente de tonos… ¡ incluso en una misma canción ! y mostrando pleitesía a sus referencias, aunque falto el guiño ramoniano de “The pride of Queens” versionaron “I wanna be sedated” e incluyo es estribillo del “My generation” de The Who en “If I’ve only one time askin” uno de sus canciones mas countries.

Para finalizar, un dúo con la teclista Kay Berkel, que aporto coros durante toda la actuación (junto al bajista Roddy Richmond) puso broche de oro a una trepidante actuación.

Etiquetas:

12 octubre 2017

LUNA (9-10-17) Joy Eslava - Madrid

Cuando en 2015 Luna decidieron reunirse para una serie de directos, Dean Wareham dijo que no volverían para componer nuevas canciones... dos años después se presentan de nuevo en directo cumpliendo la promesa a medias, pues su doble nueva entrega en estudio incluye "A Sentimental Education", versiones de reconocibles clásicos del rock en su cancionero más oculto (Velvet, Dylan, Bowie, Stones...) y "A Place of Greater Safety", canciones instrumentales.

Salvo en el capítulo de instrumentales, el concierto fue muy equitativo en cuanto a repertorio escogido. Repasaron su amplia discografía, desde los primeros noventa con "Lunapark" y "Bewitched", hasta su etapa final en el nuevo siglo con "Romantica" y "Rendezvous" pasando por el imprescindible "Penthouse" e incluso "Pup Tent" del que Wareham no guarda buen recuerdo... al menos de su resultado final en estudio.

Equitativo también en cuanto al protagonismo de los miembros del cuarteto. Sean Eden puso voz a "Broken Chair" composición propia con una cadencia lánguida que encaja bien con las de Wareham (compositor de prácticamente todo el repertorio de la banda) pero que difícilmente entraría en un repertorio si no es con el objetivo de contentar a todos. Lo mismo se puede decir de "One fine summer morning" una versión de Evie Sands a la que puso voz Britta Phillips y que apreció en su disco en solitario de 2016. Frágil equilibrio, en el que se vio a Sean disfrutando de sus muchos momentos de afilado guitarreo, mientras Dean con sus seis cuerdas asentaba los acordes que caracterizan a la banda.

Abrieron con "Fuzzy Wuuzy" perfecta para ajustar sonidos y ruidos varios, parecieron estar conformes y desde ese momentos se relajaron y se sintieron cómodos incluso para mantener varios diálogos entre Dean y Sean entre ellos y con el público... en su última cita en el Teatro Lara en 2015 se les veía más concentrados... menos conjuntado...  más tensos. A continuación "Let me dream if I want you" de Mink de Ville sorprendió, pues aunque no lo parezca la conexión con la banda que lideró Willy de Ville es clara... y si no comparen la versión original con canciones como "Ipoh" por ejemplo y busquen en los orígenes... Velvet, Television...

Tras las infalibles y bien recibidas "Chinatown" y "Hey sister", la versión de "The Cure" aunque también con mucha conexión oculta con las sonoridades luneras, sonó más previsible. Remontaron con el cancionero propio en "Black postcard" y "Tracy I love you" hasta alcanzar el clímax con la versión de Dylan "Most of the time" que en directo alcanzó momentos de pura magia, superando la versión en estudio... lo mejor de la noche. Difícil mantener el nivel, pero lo lograron con "Anesthesia" que algún neófito no exento de lógica pensó que era una versión de R.E.M. "Malibu love ness" con su trote arrebatador y su juego de guitarras creciendo y... rugiendo y "Friedly advice" con Lee Wall protagonista en la batería y es que en la noche capitalina sonó más Velvet que nunca.

Nuevo guiño a los inicios y... a los amigos en el bis con "Car wash hair" versión de Mercury Rev, compañeros de generación cuyos miembros aportaron sus instrumentos para que Dean pudiera grabar el primer disco de Luna cuando no tenía aún banda. La guinda, la esperada "23 minutes in Brusseles".  Todo esto en una escasísisma hora y veinte minutos que dejo al respetable con ganas de mucho más. ¡ Cada vez es más difícil es ver conciertos de dos horas en Madrid !


Etiquetas: