03 diciembre 2017

DESTROYER (25-11-17) Teatro Barceló - Madrid

Gran ambiente en un teatro expectante ante las nuevas canciones del canadiense. Dan Bejar y su banda formada por llenó de magia la platea del Barceló, no solo con su cada vez más amplio repertorio de buenas canciones, también con la interpretación que de ellas hace en escena Sin apenas dirigirse al público, concentrado en su metro cuadrado de escenario, agachado o incorporado, pero siempre apoyado al pié del micro cual aristocrático bastón, su voz susurró, se desperezó y estalló al son de una instrumentación brillante. Seis músicos ente los que destacaron el saxo y la trompeta, generando atmósferas por las que la voz de Dan fluía en diferentes tonalidad, aunque también las guitarras tuvieron su protagonismo cuando, con elegancia, la distorsión se impuso.¡ Una banda de lujo !

La oscura trascendencia de "Sky grey", la hipnosis post punk de "In the morning" y el la brillantez pop de "Tinseltown swimmging in blood" abrieron la actuación en el mismo orden que en el disco a presentar "Ken", a continuación la exuberancia de "Kaputt" y el brío de "Times Square" con su alegre inicio a base de rasgueo acústico y saxofón, impregnaron la sala de una alegría cómplice. Volvió al disco nuevo al disco respetando el orden con "Saw you at the hospital", "A light travels down the catwalk" y "Rome" donde apreciamos al Dan más íntimo y concentrado y a la banda, como en toda la actuación dando una lección de elegancia y precisión, ¡ esa baterías en Roma ! 


De nuevo recuperó el celebradísimo "Kaputt" (imprescindible disco que los aficionados lamentaron no encontrar en el puesto de "merchandising") con las sugestiva delicatesen "Chinatown" y "Poor in love" y el glamuroso estallido pop  de "Cover in the sun" del nuevo disco. Para finalizar... se esperaba "European oils" pero fue otro clasicazo "Rubies" la que cerró la actuación, aunque en un único pero largo bis fue la rítmica y jazzera "Suicide demo for Kara Walker" la que cerró definitivamente. Un auténtico regalo para los oídos de inicio a fin.

Etiquetas:

30 noviembre 2017

PETER PERRETT (22-11-17) El Sol - Madrid

Precedido por su banda, parte de su familia en realidad, apareció el ex líder de The Only Ones con una  decadente elegancia inspirada en tiempos pasados y ¡ cómo no ! con las oscuras gafas de sol con las que los allí presentes suponíamos nos miraba.

Sin pausas y concentrado comenzó con las canciones que venía a presentar "How the west was won?" su regreso a la música tras más de veinte años retirado totalmente. "Sweet endeavour", "Hard to say no" y "Another story", medios tiempos tendentes al brío guitarreo (la primera y la tercera) y a la oscuridad (la segunda), para continuar con algunas de las canciones del repertorio de la banda con la que obtuvo cierto reconocimiento en los 80' y alguna que otra novedad, promete nueva gira la próxima primavera y ya tiene canciones para un nuevo disco.

Sube la intensidad con "Living in my head" una interpretación que ganó en directo sonó densa y ruidista, sobre todo con el juego eléctrico entre guitarra y viola. El espíritu de la Velvet se hacía presente, al igual que el de Lou Reed en la canción que da título al disco otro de los momentos más íntimamente celebrados o en "C Voyeurger".

A esas altura los roles ya estaban claros, Peter aferrado a los tres acordes y su hijo Jamie llevando el peso melódico con afilados punteos y contrapuntos, aportando además en la parte escénica desenfreno rockero, que el padre no está para pegarse carreras a lo Jagger, (un pasado de drogas y excesos le pasado factura física) mientras Peter Jr. con el bajo aportó, no solo ritmos sobrios, sino  brillantes líneas melódicas. Hay que añadir además las puntuales apariciones de Jenny Maxwell con la viola eléctrica, el teclado y algunas voces aportaron brillo, también en lo visual.

Con la emocionante y épica "Take my home" se cerró la primera parte de la actuación, que continuó con dos bises extensos en los que destacó "Something on my brain" y el esperadísimo éxito en su día de The Only Ones "Another girl another planet" con Jamie haciendo diabluras de nuevo y tras las cuales Peter más relajado, se soltó por fin a hablar... de Barcelona, Madrid, el futbol y demás distracciones cotidianas, para acabar con otro de los mejores momentos de su disco "Troika".

Salió una vez más ya sin la banda, para mostrarse al público en estado puro, solo con su acústica para recuperar otro clásico de su repertorio de los 80' "It's the true"  y así fue... una actuación verdadera, que mostró quién es y cómo es Peter en la actualidad,  alejado del ruido mediático y las falsas expectativas de éxito, experimentado, maduro, mejor... y aún con mucho que ofrecer.


Etiquetas:

28 noviembre 2017

CABEZAFUEGO (18-11-17) El Sol - Madrid

Siete meses después de que abriera la gira de conciertos, Cabezafuego, genio y figura tras el que se esconde el arte de Iñigo Garcés, cierra ciclo de su disco-comic “Somos droga", un inclasificable artefacto que se encuentra entre las propuestas más originales, a la vez que brillante del panorama musical actual.

Carisma y confianza a raudales en una interpretación en la que no falta el componente teatral… Cabezafuego actúa, se mete en su papel e improvisa mientras canta, más bien recita las letras, ya sea “regañando” al público que no le atiende o soltando ocurrencias sobre la estupidez  actual. Si en una misma canción le daba tiempo casi hasta a soltar discursos y no para entre el público, entre unas y otras… no paró entre banderitas, ropas y lo que cayera a su paso.  

Mostro ironía fina en el descabale rítmico de “Minueto del arribista”  pero también humor grueso en la descacharrada “La balada del irritante”,  la juguetona “El suplente de los minutos de la basura” y la psicodelia castiza de “Caramelos 6 de julio”  En “Visiones” y “Telarañas” pausó el ritmo y mostró su faceta más escapista y oscura. 

No olvidó su anterior disco, y “El traje del emperador” se celebró aun cuando se le olvido hasta la letra, lógico con tanto ir y venir… y es que no tuvo mucho espacio para los instrumentos, se encargó de arreglos varios de teclados y demás ruidos pregrabados, pero su interpretación le exigía estar más pendiente del show y su entregado público que lo agradeció. Sus músicos co Oskar Benas en las guitarras ya se preocuparon de hacerle la cobertura.


Etiquetas:

27 noviembre 2017

SURFIN' BICHOS (17-11-17) Cool Stage - Madrid (Son Estrella de Galicia)

Finaliza la gira del 25º aniversario de Hermanos Carnales, uno de los discos más influyentes del pop español. Sufin' Bichos aparecieron en un periodo de transición, entre los últimos fogonazos de la movida ochentera y la eclosión del  pop independiente noventero. Quedaron en tierra de nadie y es ahora cuando su valía gana peso, es por ello que este punto final se intuye punto y a parte... o no, veremos.

Presentaron el cancionero casi en el mismo orden que en la edición original, y aunque retardaron la aparición de las celebradas "Mi hermano carnal" y "Fuerte",  desde la inicial "Viaje de redención", "Humo azul" y el primer momento de subidón que fue "Hey, Lázaro" fueron creando un ambiente de tensa oscuridad, con un público disfrutando... no de lo que fueron, sino de lo que estaban siendo en ese momento, una buena banda con muy buenas canciones y bien interpretadas... con un sonido más crudo, sin muchos de los arreglos originales, aunque sin perder ese punto dulce, "Ángel trasparente" y elegante, "Abrazo de un terremoto"

Los de Albacete,  gracias sobre todo a los versátiles teclados de Joaquín Pascual, se sintieron cómodos en el tránsito entre la intimidad de "Harto de tu amor" o "En otoño" y la extroversión de "No puedes imaginarte" o "Ella y yo". En su origen el disco iba a ser doble, inspirado en la película "Inseparables" de David Cronemberg (1988) donde los gemelos Elliot y Beverly son distintos pero complementarios al igual que los dos discos que... finalmente se fundieron en uno.

En los bises tocaron algo de cada uno de sus discos, desatándose con la onomatopéyica "El crujidos del cangrejo", la terrorífica "Oración del desierto" o la exultante "Gente abollada". Fernando Alfaro agradeció y reconoció los viejos tiempos sin mucha más trascendencia que la que correspondía, un acierto, pues no están los tiempos para débil nostalgia... ni para los coetáneos ni para los que su edad delataba pertenencia a generaciones posteriores ¡ que los había… y bastantes !


Etiquetas:

21 octubre 2017

DANIEL ROMANO (16-10-17) Boite - Madrid

Un año después vuelve a pasarse por la capital el canadiense Daniel Romano, en aquella ocasión lo hizo con mayor aforo en la sala Sol, pero para presenta su nuevo disco ”Modern Preasure”, lo hizo en La Boite con menor capacidad tratando asi de minimizar los “daños” de un concierto en lunes. Gran ambiente y lleno en la sala.

Acompañado por His Trilliums Band, en formato clásico de cuatro, con dos eléctricas y, lógicamente sin la rica instrumentación y arreglos del disco, las canciones sonaron mas roqueras que country y desde el molinete a lo Pete Townshend inicial con el que comenzó el concierto en la canción que da nombre al disco, se vieron claras las intenciones del canadiense… un hubo acústicas y si mucho riff rabioso de eléctrica acompañado de por una interpretación vocal y gestual enérgica. La voz dylaniana de Daniel estallaba en arrebatos cercanos al punk en alternando canciones de sus dos últimos discos. Canciones directas de apenas tres minutos y enriquecidas por un juguetón sonido de farfisa y de batería como “Hunger is the dream you die it”, “When I learned your name o “Dead médium” (momento en el que se rompe una cuerda del bajo y… ¡¡¡ no se sustituye en todo el concierto !!!), aunque sin olvidar sus más reconocidos sonidos de country más glamuroso en canciones como “Roya”. 

A partir de ahí las canciones toman algo más de desarrollo, aunque Daniel sigue arrebatador con el micro y la guitarra, cambiando impulsivamente de tonos… ¡ incluso en una misma canción ! y mostrando pleitesía a sus referencias, aunque falto el guiño ramoniano de “The pride of Queens” versionaron “I wanna be sedated” e incluyo es estribillo del “My generation” de The Who en “If I’ve only one time askin” uno de sus canciones mas countries.

Para finalizar, un dúo con la teclista Kay Berkel, que aporto coros durante toda la actuación (junto al bajista Roddy Richmond) puso broche de oro a una trepidante actuación.

Etiquetas:

12 octubre 2017

LUNA (9-10-17) Joy Eslava - Madrid

Cuando en 2015 Luna decidieron reunirse para una serie de directos, Dean Wareham dijo que no volverían para componer nuevas canciones... dos años después se presentan de nuevo en directo cumpliendo la promesa a medias, pues su doble nueva entrega en estudio incluye "A Sentimental Education", versiones de reconocibles clásicos del rock en su cancionero más oculto (Velvet, Dylan, Bowie, Stones...) y "A Place of Greater Safety", canciones instrumentales.

Salvo en el capítulo de instrumentales, el concierto fue muy equitativo en cuanto a repertorio escogido. Repasaron su amplia discografía, desde los primeros noventa con "Lunapark" y "Bewitched", hasta su etapa final en el nuevo siglo con "Romantica" y "Rendezvous" pasando por el imprescindible "Penthouse" e incluso "Pup Tent" del que Wareham no guarda buen recuerdo... al menos de su resultado final en estudio.

Equitativo también en cuanto al protagonismo de los miembros del cuarteto. Sean Eden puso voz a "Broken Chair" composición propia con una cadencia lánguida que encaja bien con las de Wareham (compositor de prácticamente todo el repertorio de la banda) pero que difícilmente entraría en un repertorio si no es con el objetivo de contentar a todos. Lo mismo se puede decir de "One fine summer morning" una versión de Evie Sands a la que puso voz Britta Phillips y que apreció en su disco en solitario de 2016. Frágil equilibrio, en el que se vio a Sean disfrutando de sus muchos momentos de afilado guitarreo, mientras Dean con sus seis cuerdas asentaba los acordes que caracterizan a la banda.

Abrieron con "Fuzzy Wuuzy" perfecta para ajustar sonidos y ruidos varios, parecieron estar conformes y desde ese momentos se relajaron y se sintieron cómodos incluso para mantener varios diálogos entre Dean y Sean entre ellos y con el público... en su última cita en el Teatro Lara en 2015 se les veía más concentrados... menos conjuntado...  más tensos. A continuación "Let me dream if I want you" de Mink de Ville sorprendió, pues aunque no lo parezca la conexión con la banda que lideró Willy de Ville es clara... y si no comparen la versión original con canciones como "Ipoh" por ejemplo y busquen en los orígenes... Velvet, Television...

Tras las infalibles y bien recibidas "Chinatown" y "Hey sister", la versión de "The Cure" aunque también con mucha conexión oculta con las sonoridades luneras, sonó más previsible. Remontaron con el cancionero propio en "Black postcard" y "Tracy I love you" hasta alcanzar el clímax con la versión de Dylan "Most of the time" que en directo alcanzó momentos de pura magia, superando la versión en estudio... lo mejor de la noche. Difícil mantener el nivel, pero lo lograron con "Anesthesia" que algún neófito no exento de lógica pensó que era una versión de R.E.M. "Malibu love ness" con su trote arrebatador y su juego de guitarras creciendo y... rugiendo y "Friedly advice" con Lee Wall protagonista en la batería y es que en la noche capitalina sonó más Velvet que nunca.

Nuevo guiño a los inicios y... a los amigos en el bis con "Car wash hair" versión de Mercury Rev, compañeros de generación cuyos miembros aportaron sus instrumentos para que Dean pudiera grabar el primer disco de Luna cuando no tenía aún banda. La guinda, la esperada "23 minutes in Brusseles".  Todo esto en una escasísisma hora y veinte minutos que dejo al respetable con ganas de mucho más. ¡ Cada vez es más difícil es ver conciertos de dos horas en Madrid !


Etiquetas:

07 octubre 2017

KING CREOSOTE (30-9-17) El Sol - Madrid

Tras cancelar las actuaciones que tenía prevista el pasado mes de enero, King Creosote, alter ego de Kenny Anderson, presentó las canciones de su último disco "Astronaut meets appleman", una original propuestas de folk tradicional con atmósferas envolventes y algo épicas. En una renovada sala y ante un número de público que no se ha enfriado en estos meses de espera, se presentó el escocés, sólo con su acústica, por lo que no pudimos disfrutar de los arreglos y matices de teclados y cuerdas... aunque no estaba solo, su voz y su cuerpo dieron forma a las canciones, las protagonistas.

"Wake up to this", "Love live" o "Betelgeuse" sonaron en estado puro, a veces costaba reconocerlas, reforzadas por un abanico de gestos y silencios que hicieron que la actuación virara hacia una representación teatral musicada... por un experimentado "entertaiment" que encandiló al público con maestría y lo hizo bailar , dar palmas, y vitorear al ritmo que el marcaba.

En canciones como "You just want" por su instrumentación, fue más complicada  la adaptación a la acústicas, pero lo suplió el escocés con su carisma, interpretación y una voz extrañamente melódica
que le va muy bien a las canciones en este formato. Un mago, que finalizó con una divertida performance y con el público metido en el bolsillo.


Etiquetas:

17 agosto 2017

SONORAMA 2017 (12-8-17) Aranda de Duero - SANTIAGO AUSERON + SEXI SADIE - BERRI TXARRAK - ELADIO Y LOS SERES QUERIDOS - ILEGALES - LOS PLANETAS - LA HABITACIÓN ROJA - GRISES - EL MATÓ A UN POLICIA MOTORIZADO - TODOS TUS MUERTOS



 Día grande en Aranda con la celebración del vigésimo aniversario del festival que reúne a buena parte de las bandas pop del territorio "indie". En uno de los mejores momentos de este sábado, al caer la tarde, aparece Santiago Auserón acompañado por Sexi Sadie. Con el subtítulo de 35 años de canciones, las palabras justas y su despreocupado carisma, ya de inicio domina el escenario con sus canciones y su interpretación de las mismas... junto a esa inconfundible y versátil voz que le sigue permitiendo amoldarse a los diferentes tipos de canciones... y es que repasó sus diferentes etapas musicales y la evolución de las mismas, sobre todo con Radio Futura, aunque sin olvidarse de Juan Perro del que rescató "A la media luna", "Negril" y una destacable "A un perro flaco". Cortesía con la banda mallorquina interpretando en inglés dos de sus canciones, "Scratch in my sky" sonó memorable.

Comenzó con "Annabel Lee" (adaptación de un poema de Edgar Allan Poe) para continuar con la vía festiva en canciones como "A cara o cruz", la aclamadísima "Escuela de calor" o “Veneno en la piel". Dominaba el repertorio de Radio Futura, aunque con sabias incursiones de Juan Perro. "Paseo por la negra flor" puso el listón muy alto, de lo mejor del concierto, para acabar con un público entregado a clásicos como "Han caído los dos" y "La estatua del jardín botánico". Energía, elegancia y grandes canciones para abrir el sábado de aniversario.

Cambio radical para ver a Berri Txarrak, un gusto ver al veterano trío en escenario grande en un festival mayoritariamente pop. Todo un acierto organizativo que los de Lekumberri supieron aprovechar ilustrándonos en el buen uso de la melodía, ya fuera en canciones más metaleras, hardcore o rockeras. Repasaron parte de su extensa discografía, no faltaron clásicas como "Ikasten", "Oreka" o "Oihu" ni las versiones de MGMT y Daft Punk que últimamente llevan al directo para delirio del público. Una actuación enérgica para ganar nuevos seguidores, que los había y salieron encantados.

Mientras en los escenarios grandes se presentan los cabezas de cartel, en muchas ocasiones con los nombres habituales de cada año y actuaciones previsibles... en el tercer escenario se cuelan muy buenas bandas. Es el caso de Eladio y los Seres Queridos, banda gallega liderada por Eladio Santos. Nuestro Jeff Tweedy particular es uno de los mejores compositores de este país, pero las tendencias marcan y sigue ahí... en escenarios medios. Repertorio un tanto aleatorio con "Los dinosaurios" versión del clásico de Charly García, melodías íntimas con "Fuente do araño" y "Agardarei" cantadas en galego o "Viviendo con miedo" y "Tiempo futuro" Canciones impropias de un sábado festivalero a las diez y media de la noche como el propio Eladio señaló ¡ bravo por el riesgo ! aunque también hubo ruido al final en "Con el corazón en la mano" y en una soberbia versión de "La leyenda de tiempo" de Camarón, que presentó en primicia a los allí presentes como parte de su nuevo disco. Sobresaliente.

Vuelta al rock con Ilegales, para como dijo Jorge Martínez maximizar los cincuenta minutos de actuación, escasos para una banda como esta (por lo que representa tanto en la historia del rock como por su actual estado de forma). Los asturianos envolvieron al público en un torbellino de guitarras potentes entre el ruidoso acorde y la el fino punteo, el inconfundible sonido ilegal. Enlazan sin descanso canción tras canción ya sea reciente o de hace treinta años, todo encaja. Citar canciones eterizaría la crónica, todas las que imaginas y más, por recordar el final "Soy un macarra" alargada para presentar a la banda mientras estos se lucían con su instrumento ¡como las bandas rock de toda la vida! y un apocalíptico "Destruye". Fiel a sí mismo Jorge nos instruyó con algunas palabras de autoayuda sobre el bien y el mal, el cielo y el infierno... genio y figura del rock.

Noche de pasar de un extremo a otro, para, en el escenario principal curiosear sin ningún tipo de confianza sobre lo que depararía el concierto sorpresa de la noche, la guinda al pastel del vigésimo aniversario en el momento de máxima plenitud festivalera. Se había rumoreado de todo lo probable e improbable... y si, aunque éramos muchos los incrédulos acertaron los crédulos ¡ aparecieron ! Los Planetas con un repertorio que abarcó los distintos sonidos que han caracterizado, la evolución de los granadinos desde el "noise" noventero hasta la hondura de los sonidos meridionales sin olvidar los viajes psicodélicos.  Estallaron fuegos artificiales con los primeros acordes de "Segundo premio", para seguir con un repaso obligado a algunas de las canciones más representativas de su obra: "Corrientes circulares en el tiempo" o "Santos que yo te pinté"... y las nuevas canciones ¡clásicas ya! como las celebradas y emocionantes "Hierro y níquel" o "Espíritu olímpico" y la incisiva cadencia de "Guitarra roja". Jota y los suyos no se inmutaron ante la trascendencia del momento, se mostraron sobrios y eficaces... rotundos en el escenario y cediendo la celebración al protagonista, el público que en "Un buen día" hizo suya la fiesta. Tras rescatar himnos de os noventa como "Jose y yo" o "David y Claudia" aceleraron en la recta final con los himnos directos de pop enérgico como "Alegrías del incendio" o "Pesadilla en el parque de atracciones", para acabar con "De viaje" en el bis. Concierto pleno que no se pudo disfrutar al máximo debido a un sonido excesivamente bajo de volumen. Incomprensible para hacer que la fiesta fuera completa.

Después de eso poco más, La Habitación Roja mantuvo el pulso del pop de guitarras más enérgico con otro buen puñado de clásicos repartidos entre su amplia discografía y en el escenario pequeño Grises ofrecieron una buena dosis de electro rock impulsado por los efectos de guitarra y teclados. Pero no sólo en la noche y la madrugada está presente la música en Sonorama. Desde el medio día y cada vez en más lugares de Aranda proliferan escenarios con propuestas en muchos casos imprescindibles. Este año de nuevo el escenario Charco en el caluroso aunque arbolado Parque de la Isla, mostró las propuestas de más allá del Atlántico. Desde la Plata, Argentina El Mató a un Policía Motorizado ofrecieron una actuación ante un buen número de personas expectantes, que comenzó pausada, coincidiendo con las canciones de su último disco "La síntesis O'Konor", medios tiempos de aires soleados y atemporales como "La noche eterna" o "El tesoro", para desperezarse recordando las canciones de "La dinastía Scorpio" como "Mujeres bellas y hermosas" o "Chica de oro". Antes debieron actuar el legendario combo argentino también Todos tu Muertos pero hubo de posponerse al día siguiente por lo que la fiesta matinal quedó incompleta. Los bonaerenses finalmente actuaron la mañana siguiente, y aunque la presencia de público fue menor, no faltaron fieles que seguidores que les recordaban de sus visitas por nuestro país en los agitados noventas. Apabullaron a base de raggamuffin en "Mandela", "No te la vas a acabar" o "Todo lo daría", hardcore-punk en "Incomunicado" o "Mate", rap en "Por el camino real" o "Trece" y ritmos latinos "Tu alma mía/ Adelita" o "Andate". Realmente difícil clasificar estilos pues muchos de ellos se mezclaron a lo largo de la misma canción. Un torbellino acelerado por los movimientos constantes de Fidel Nadal y Pablo Molina, por los que no parece pasar el tiempo.


Etiquetas: